viernes, 8 de noviembre de 2013

Choose your own path.

Llega un momento en el que todo el mundo tiene que tomar una decisión sobre otra, una decisión que podría llegar a cambiarte la vida.

Un día te despiertas, y dices: "Vaya, otro día igual, menudo rollo..."

Así que lo primero que piensas es que ojalá todo fuese diferente, que todo lo que conoces fuese de otra manera. Piensas que este mundo en el que vivimos está mal, con una sociedad llena de prejuicios e ideales erróneos. Una sociedad en la que llegada cierta edad si no tienes un nivel intelectual acorde a los demás, te discriminan por ser menos inteligente. Si no eres tan atractivo como los demás también te discriminan. Si no tienes una categoría social media-alta también te discriminan. 

Es muy triste poner las noticias cada día y ver violencia, codicia y más sufrimiento. ¿Qué le pasa a la gente? 

A lo que quiero llegar con todo esto es, que mires a donde mires, todo parece una catástrofe. 

Entonces tomas la decisión de querer ayudar en el mundo, de ser alguien que pueda mejorarlo aunque sea mínimamente o ser alguien que deje que otro se encargue del problema. Desgraciadamente, creo que más de la mitad del mundo prefiere vivir una vida de ignorancia.

Pues yo he decidido ayudar a todo aquel que lo requiera, no me gusta la sociedad en la que vivo, llena de prejuicios.

Para terminar, mencionaré a esas personas que nunca se rinden y tratan de ayudar en la medida de lo posible. Gracias a esas personas, el mundo poco a poco consigue ser un poco mejor, gracias a su esfuerzo y constancia. Deberíamos ser todos así y entonces se acabarían muchos problemas de la actualidad.

Gracias por dedicar parte de tu tiempo a leer esto.
¡Hasta la próxima!